jueves, 15 de octubre de 2009

Dudas

Tengo tantas dudas que dudo hasta de mí misma. Ya no sé ni lo que me gusta. Es horrible tener que decidir. Hasta ahora, todo era mucho más simple: hacías las cosas sin pensar el porqué, simplemente porque había que hacerlas. El cambio es brusco, más aún cuando te das cuenta de que, según lo que hagas ahora (que depende a su vez de cómo ves la punta del enorme iceberg) tu vida será de un modo u otro. Tendrás unos amigos u otros, una ciudad u otra, un trabajo u otro. Entonces te preguntas si existe el destino. ¿Existe?¿O es otra de las tonterías que hemos inventado los humanos? Tengo dudas otra vez; si es que estoy hecha de ellas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario